05 de Marzo, Día Mundial de la Eficiencia Energética

Cada 5 de marzo se celebra el “Día Mundial de la Eficiencia Energética”, esta es una jornada para que reflexionemos sobre nuestros hábitos frente al uso sostenible y racional de la energía, y para que  empresas, instituciones y gobiernos revisen sus compromisos con respecto a la utilización de tecnologías renovables.

Los inicios de esta celebración se remontan al 05 de marzo del 1998, cuando en Austria se da inicio a la Primera Conferencia Internacional de Eficiencia Energética, donde participaron más de 350 expertos en diferentes áreas como ingeniería, climatología y ambientalistas, por destacar algunos, en compañía de líderes mundiales, para atender las emergencias climáticas que afectan a los seres humanos que habitamos en el planeta.

En tal sentido, esta fecha marca un antes y después en la historia contemporánea del mundo, al destacar el papel protagónico de proteger el medio ambiente como única forma de obtener las diferentes formas de energías necesarias para el desarrollo humano.

Hacer uso racional de la energía no significa prescindir del confort del que disfrutamos en la actualidad sino en usar y producir nuestra energía mucho más eficientemente y aumentar el uso de energías renovables.

El concepto eficiencia energética se refiere básicamente a hacer un buen uso de la energía para, junto con el desarrollo de energías renovables y la utilización de transportes menos agresivos con el medio, tratar de frenar el cambio climático. La eficiencia energética supone la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con menos recursos, sin renunciar a la calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, alargando la vida de dichos recursos. Para conseguir esta eficiencia energética, es necesario apostar por la mejora de los procesos, la cogeneración, el reciclaje y la reorientación de la producción hacia productos menos contaminantes.

Para aumentar la eficiencia según diversas organizaciones sería necesario además, que los precios energéticos reflejen todos sus costes, lo que no sucede en la actualidad y la implantación de ecotasas, cuya recaudación se destine a mejorar la eficiencia y el empleo de energías renovables así como la imposición de un etiquetado energético obligatorio de los aparatos eléctricos.

Es necesaria una mayor inversión en la investigación y el desarrollo de la eficiencia energética y que sea la Administración la que pase a ser la principal promotora, invirtiendo en nuevas instalaciones más respetuosas con el medio ambiente.

¿Sabias qué?…

.- Un teletrabajador puede evitar la emisión de más de 500 kg de CO2 al año.

.- Una videoconferencia puede suponer un 98% menos de emisiones que una reunión presencial.

.- La virtualización y consolidación de servidores antiguos o infrautilizados puede ahorrar anualmente el consumo de 1.000 Kw por equipo (la emisión de casi 400 kg de CO2 por máquina virtual)

.- Un sistema mixto de rehabilitación domiciliaria de rodilla podría ahorrar 24 kg de CO2 por paciente. Puede parecer poco, pero si en un hospital pueden operar a 200 pacientes al año de rodilla, ¿qué se podría ahorrar en el mundo? ¿Y si la tele rehabilitación abarca otro tipo de tratamientos?

Seguro que hay muchos más ejemplos interesantes. ¿Conoces tú alguno?

concurso de aves con logo

Para ampliar la imagen, solo haz clic sobre ella

En el marco del Día Mundial de la Tierra 2015, a celebrarse el próximo 22 de Abril, y la Semana Aniversario de la Corporación Zuliana de Turismo (CORZUTUR), la Secretaría de Ambiente del Estado Zulia, la Corporación Zuliana de Turismo y la Fundación Azul Ambientalistas estará presentando el Libro Digital «Biorregiones de América» de Gustavo Carrasquel. La… Leer Más

11075128_10206508324656673_4087215621303732142_o_1 (1)

La Fundación Azul Ambientalistas se suma a la campaña en las redes sociales #NicolásDerogaElDecreto1606YA, donde se pide al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, eliminar el Decreto 1.606 que permite la explotación carbonífera de las cuencas de los Ríos Guasare y Socuy. La misma se debe al grave impacto ambiental que sufrirían las zonas mencionadas y a los estragos que

Esta entrada fue publicada en Notas. Guarda el enlace permanente.